Madrid, 15 de Abril de 1998

 

EXTRAIGAMOS EXPERIENCIAS.

Si no avanzamos en esa dirección, las luchas pueden ser estériles.

 

La lucha de los Profesores Interinos por conseguir la fijeza en el trabajo no es sino la expresión en nuestro sector de la respuesta a la política de esquilmación constante que lleva a cabo el capital y su estado contra los trabajadores. Que dicho ataque tenga una expresión más neta en el caso de los Profesores Interinos del territorio del MEC, no significa que no vaya a extenderse como mancha de aceite a otros sectores y estratos de la propia administración, salvo que se sea capaz de unificar una respuesta global que detenga esos ataques. Ahí está, bien reciente, la manifestación del personal Investigador del CSIC (PIC) que afecta acerca de 1.000 investigadores que tras desarrollar una labor investigadora de años tanto aquí como en el extranjero, se encuentran a las puertas del paro por falta de presupuestos para los programas de investigación. Así podrían citarse otros ejemplos. Pero, desgraciadamente, lo que caracteriza la situación actual es la localidad de las luchas, la falta de visión de las causas generales y la unificación de una respuesta contundente. A ello no les ajeno, en absoluto la posición de los "sindicatos gubernamentales" (CCOO, UGT, etc.) que lejos de articular esa respuesta global y unida, actúan de apagafuegos en cualquier lucha de la que no sean ellos protagonistas (y cada vez lo van a ser menos). Si a alguien le pudiera parecer fuerte la denominación de sindicatos gubernamentales, bástele darse una vuelta por el BOE para comprobar los millones y millones que reciben del Estado y su gobierno de turno (dinero por votos en elecciones, dinero para cursos de formación, para liberados, dinero por, por, por...). ¿Qué sindicalismo puede hacer quien es pagado por su patrón? Pero claro, la propaganda machacona de los medios de comunicación de que "esos son los sindicatos", y la minimización o el ocultamiento de las luchas que ponen en marcha los propios trabajadores u organizaciones independientes y no subvencionadas, hacen difícil, ciertamente, la comprensión de la situación real.

Y así nos encontramos, como dichas organizaciones se colocan claramente enfrente, sin ambages de la propia organización de los trabajadores. Esta Coordinadora convocó Huelga a partir del 3 de marzo, cuyo seguimiento fue escaso, como ya decíamos en nuestro comunicado de 26 de marzo; pero en alguna provincia donde se dio inicialmente un proceso de organización de los profesores Interinos, no paran los intentos, ¿coordinados?, de la Administración y "sindicatos" para deshacer la mínima organización en marcha. Veamos lo ocurrido. Primero: escándalo general farisaico por pedir fijeza en el trabajo para los Profesores Interinos, bajo la consigna general de ¡Eventuales e interinos a fijos!. Como si el derecho a un puesto de trabajo fijo tuviese ya la consideración de lujo asiático. Y los más escandalizados han sido los llamados "sindicatos". ¿Y eso por qué? Sencillamente porque cuando se plantean reivindicaciones, no pamplinas, que alterarían realmente la situación a favor de los trabajadores, ellos quedan fuera del juego que se traen, de poner aquí un punto y allí una coma, en esa Mesa Sectorial, en realidad mesa patronal, donde se "negocia", nunca mejor dicho, con nuestros intereses. Segundo: ataque sin escrúpulos al derecho de huelga de los trabajadores. En el último encierro de Profesores Interinos en dicha provincia, el representante de UGT seguía diciendo que no sabía si la huelga era legal y que para hacer huelga había que pedir permiso. Y todo ello después de que el Director Provincial enviase una notificación de descuento "por faltas injustificadas" y con una amenaza velada al citar el Reglamento de Régimen Disciplinario. Notificación que fue contestada por esta Coordinadora Estatal y por la Asamblea de Profesores encerrados y exigida su rectificación al Director Provincial, a lo que se comprometió.

Conviene hacer algunas reflexiones: ¿Qué concepto tienen algunos del significado de la Huelga para los trabajadores? ¿ Y del concepto de derecho? ¿Y qué conocimiento tiene el representante de UGT, por supuesto liberado, de nuestro ordenamiento jurídico y de la Constitución? Porque la Constitución en su art. 28.2 reconoce el derecho de Huelga a los trabajadores, para la defensa de sus intereses..... Y el día, que desgraciadamente puede llegar, que no esté reconocido el derecho de Huelga, ¿dejaremos de hacer Huelga los trabajadores? ¿Acaso estaba reconocido el derecho en la dictadura pasada? Y hubo huelgas y huelgas a más no poder. Sólo cabe preguntarse que si esa "ignorancia" es la que preside las actuaciones de UGT, ¿a dónde nos llevan? Eso, si en lugar de ignorancia no es sabiduría, de la mala.

Conviene, finalmente señalar, que la propuesta unitaria que han presentado estas organizaciones ante el MEC se dé a conocer, en su completa redacción, a los interesados y al público en general para evitar secretismos e interpretaciones diferentes, ya que la exigencia de ordenación de las listas actuales por experiencia, no puede convertirse en ordenación de "los que han trabajado el curso 97-98" tal y como lo formula "Escuela Española" en su número de 2 de Abril, refiriéndose a dicha propuesta.

Si algo es importante en los momentos actuales es crear una organización independiente y no subvencionada de los trabajadores que permita dar una respuesta unida a los ataques crecientes del capital contra la clase trabajadora.

¡POR UN SINDICATO INDEPENDIENTE Y NO SUBVENCIONADO!