Madrid 25 de Septiembre de 1996

AL SECTOR EDUCATIVO Y A LA OPINIÓN PÚBLICA

Con la reciente publicación de las listas baremadas de Profesores Interinos en el territorio de competencias del Ministerio de Educación, la Administración del Estado ha cerrado el círculo maquiavélico que inició el pasado28 de Febrero con la publicación de la convocatoria de la ridícula cantidad de 1.250 plazas libres para Profesores de Educación Secundaria. Sólo en dicho territorio, trabajaron el pasado curso unos 15.00 Profesores interinos. En Educación Primaria se realizó la misma operación en la convocatoria del año 1995.

Aquella convocatoria de 1995 en Primaria y ésta actual en Secundaria no han perseguido otro objetivo que volver a degradar, destruyéndolos, los méritos que el profesorado interino ya tenía reconocidos, aumentando así al límite la precariedad laboral , al tiempo que satisfacía los intereses ya casi mafiosos, de algunas academias que preparan oposiciones, que en connivencia con personas y cargos ligados al sector educativo, logran, por este sistema, sus más pingües beneficios. Buena prueba de ello ha sido el escándalo de Andalucía, donde tuvieron que suspenderse las pruebas de Filosofía debido a la filtración del ejercicio práctico, antes de realizarse. Es sólo la punta de un iceberg, de un entramado de intereses labrados a costa de la precariedad y el despido de cientos o miles de Profesores , buena parte de ellos con una larga experiencia docente.

Los sindicatos de la enseñanza apoyaron en su día el que se llevara a cabo esta última convocatoria.

Conviene aquí recordar que el sistema que aplica el Estado a este profesorado es el de ser examinado "constantemente" (cada año o dos años), tanto en Primaria como en Secundaria, y ello no para mejorar sus méritos y su promoción profesional; por el contrario utiliza esas calificaciones con carácter excluyente para hacer bloques cerrados y degradar, cada vez que lo aplica, el conjunto de los méritos de cada uno de los Profesores. Es decir, se aplica un criterio exclusivista=fascista para hacerles retroceder en las listas y ser despedidos. ¿Cabe en nuestra Constitución, por no citar los Convenios de la OIT, o las Directrices Europeas o la Declaración de Derechos Humanos, que seamos castigados por el hecho de haber tenido trabajo el curso anterior?. Por supuesto que dicho sistema de "revisión constante" no se aplica a los funcionarios de carrera que adquirieron un "status" intocable por obra y gracia de las mismas calificaciones que a nosotros nos defenestran. Afortunadamente el desvarío todavía, no lo ha invadido todo.

También hay que poner de manifiesto que el sistema de Tribunales, "soberanos" (como el coñac) en número elevado, (uno por cada ciento veinte candidatos aproximadamente y ha habido unos 70.000 candidatos en las últimas pruebas) da como resultado las más variopintas y distintas apreciaciones y criterios y, como consecuencia de la utilización de sus calificaciones para fines distintos de lo previsto adjudicación de un cierto número de plazas), convierten a los tribunales de "facto" en los ejecutores de este desaguisado. Bien es cierto que, hasta la fecha, que sepamos, ningún Presidente o miembro de los Tribunales ha cuestionado legalmente este sistema.

Todo lo anterior ya se puso de manifiesto, antes de llevarse a cabo la última convocatoria, ante el Director General de Personal y posteriormente ante el nuevo Director general de Centros Educativos, ya en el marco de la Huelga que se convocó el pasado mes de Junio. Ni enmienda, ni respuesta de este último que se comprometió a contestar en dicho mes, sin que hasta ahora lo haya hecho.

La convocatoria de este año tiene todos los visos de haber infringido la legalidad vigente por no constar dotación presupuestaria para las plazas convocadas, tal y como exigen las disposiciones fijadas en la Prórroga de la Ley de Presupuestos. De ello se ocupa la Audiencia Nacional en el Recurso oportunamente planteado.

Hecha esta descripción detallada de la situación, procede valorar las coordenadas que la sustentan, y que se enmarcan, invariablemente en el ataque despiadado que está llevando a cabo el capital contra los más mínimos derechos adquiridos o que pudiesen adquirirse por los trabajadores. El sistema explicitado les garantiza la rotaciónen el trabajo y la precariedad más absoluta, que desemboca el despido libre y gratuito de los Profesores Interinos. Facultad ésta de la que se dota la Administración en exclusiva, y que no se permite en el mercado laboral. Es, en definitiva, la muestra de la larga mano del patrón-Estado que obedece también las instrucciones del capital financiero y que trata de disimular a través del embrollo de las normas administrativas y de una jurisdicción (la contencioso-administrativa), cuya lentitud es ya una "patente de corso" para cualquier arbitrariedad.

Siendo lo anterior indiscutible, - y lo afirmamos así para que se debata sobre ello -, es lo cierto que para algunos compañeros el espejismo individual de poder trabajar un curso o parte de él, les puede cegar el tener una visión de conjunto, pero es también cierto que, cada vez, una parte más grande del colectivo es consciente de la denigración a que se nos somete.

A la luz de todo lo anterior, queda puesto de manifiesto lo que le importa a la Administración del Estado la calidad educativa y la vaciedad que produce en el profesorado los engolados discursos y preámbulos legislativos sobre tal concepto.

Es importante, finalmente, dejar constancia de que las Comunidades Autónomas con competencias en materia educativa, han sido capaces de proteger mínimamente a su profesorado con acuerdos de estabilidad de mayor o menor alcance (hasta el cobro de la antigüedad en el caso del País Vasco). Lejos de atacar dichas mejoras, exigimos la consolidación definitiva de esos derechos conseguidos y EL MEJOR TRATO DE ÉSOS PARA EL TERRITORIO -hoy "comanche"- DEL MEC.

De todo lo anterior se deducen algunas tareas urgentes para el colectivo:

* Contra la competencia que nos desune: COMPAÑERISMO Y SOLIDARIDAD.

* Contra la aparente división: ORGANIZACIÓN DE ASAMBLEAS, DISCUSIÓN Y CONSOLIDACIÓN DE PLATAFORMAS, COORDINADORAS O GRUPOS DE PROFESORES INTERINOS EN CADA ZONA.

* Contra las transgresiones de la Ley: REDOBLAR LAS ACCIONES JURÍDICAS

* Contra los despidos inmediatos: PLANIFICAR Y PONER EN MARCHA ACCIONES DE PROTESTA (Todas son buenas)

FRENTE A AQUELLOS SINDICATOS QUE NOS HAN LLEVADO A ESTA SITUACIÓN Y FRENTE A LA ACTUACIÓN DE LA ADMINISTRACIÓN, NUESTRA RESPUESTA ES LA PROTESTA Y LA ORGANIZACIÓN COORDINADA.